miércoles, agosto 10, 2005

El Deleite del Otoño

"Tal es el que anda enamorado de Dios, que no pretende ganancia ni premio, sino sólo perderlo todo y a si´mismo en su voluntad por Dios, y ésa tiene por su ganancia"
-San Juan de la Cruz

Como el grano de mostaza, nuestra fe aún en estado debil y fragil, experimenta a través del tiempo un crecimiento inconfundible para el cristiano. Aún cautivo por la posmodernidad de un mundo fijado en obviar la voluntad del Señor, podemos manifestar el fuego interior que no refugia en el espíritu que nace en nuesstros corazones. Porque solo Dios concede la gracia que cada uno de nosotros experimentamos a diario, como el arbol que se transforma en arcoiris de colores espectaculares durante aquel periodo de transición, el otoño. La resurrección del fuego interno, la invitación clara a la conversion y el amor! Como dice el axioma de San Juan de la Cruz, la "gracia no destruye la naturaleza, sino que la perfecciona", y es donde debemos beber para ser capaz de amar verdaderamente y ser amados. Es un matrimonio espeiritual con el crucificado quien es luz de nuestra oscuridad, de nuestra noche de salvación.
Nuestra finalidad es señalar la inseparabilidad entre la imitación y el sentido de servir, de manera que el Señor sea hospedado en nosotros para que sirvamos como caliz vivo para el mundo imitando la vida a través de su palabra.
"creí y por eso hablé"
-2Cor 4, 13
Sea transformado como aquella hoja del corazón que en su conversión muere a la vida para dar vida nuevamente, gracia del amor de Dios para con nosotros, pero muchos no se dan cuenta de la maravilla que se vive en la iglesia por la misma palabra santa del todopoderoso. Rogad al Señor de la mies para la salvaciónde las almas para que puedan experimental el tripode de la vida cristiana-neocatecumenal y sean rescatados por la misma eucaristia, nuestra resurrección diaria aqui en la faz de la tierra. Sin embargo, es nuestro camino ardiente hacia la propagación de la fe y la eliminación de esta falsa doctrina de "crisis de fe". Si no conocemos la profundidad apostolica de nuestra mision y creencia como podemos resolver a decir que estamos en crisis si todavia no hemos entrado plenamente en la conversion para responder a la urgencia de anuncia ciegamente que estamos en crisis! Primero muere al mundo y resucita al mandatario missionero de la fecundidad apostolica y descubre el verdadero camino y dejar que la voluntad del Señor sea el quien nos guie. De manera tal, evitamos entrar o regresar, ás bien, a la religiosidad natural la cual si nos lleva a entender que estamos en crisis profunda. Mentira, estamos siendo infiel a la palabra y al amor verdadero de Dios, ademas cuestionamos entonces, su misericordia hacia nosotros dejando caer la rama de olivo. Hay que ver ncer en nuestras almas aquella alegria infantil que Teresa del Niño Jesus describe con alegria incontenible.
"amarle y hacerle amar"
-Teresa de Lisieux
Nuestros holocausto es el otoño de nuestra verdad, donde nos transformamos en servidores de Dios y camino de luz para toda humanidad perdida y que no conoce la verdad de la buena nueva.
"Yo pido a Jesús que me atraiga a la llamas de su amor..., porque un alma abrasada de amor no puede estarse inactiva"
-Teresea de Lisieux
No se trata de un Dios personal, cuya persona pudiese ser arrebatada y desmentida y por tanto secularizado. Hablamos de un Dios, Todo poderoso y creible en medio de una comunidad de creyentes, es decir en la iglesia, en la asamblea reunida en nombre de Aquel quien murio y fue resucitado para redimir nuestros pecados. Y donde esta experiencia brota o más bien, posee un carácter de amor y gozo en la hermosura de Dios. Y como la pureza transformadora del otoño, por excelencia, vemos como podemos conseguir la sabrosura y deleite del amor de Dios en medio de la asamblea transformadora. uyo meritos se han visto en cada encuentro dominical donde recibimos la alentadora noticia de la palabra viva de nuestro salvador Jesucristo!
Pues en esta noche oscura aopyemosnos en la conversión del hombre viejo hacia el nuevo tranformado en pos de Cristo Jesus.
"¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!,
pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
rompe la tela de este dulce encuentro.
¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado!,
que a vida eterna sabe
y toda deuda paga!
matando, muerte en vida la has trocado"
- Llama, San Juan de la Cruz
visit Spanish Blogger Online
Powered by Blogger

Terror Alert Level Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com Hacer Ping Page copy protected against web site content infringement by Copyscape Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.